La educación: una estrategia para reconstruir vidas

Gracias al convenio con la Institución educativa Liceo Antonio Nariño de la ciudad de Neiva, 27 beneficiarios de la sede San Pedro - San Pablo se encuentran vinculados al sistema educativo nacional.

 

Los adolescentes que participan en ciclos acelerados, cuentan con flexibilización curricular y programas académicos acordes a sus niveles educativos, incluso tienen la posibilidad de acceder a clases personalizadas. Todo este trabajo pedagógico que tiene por objetivo garantizar el derecho a la educación de los menores, se realiza bajo las estrictas medidas y controles de bioseguridad requeridos por la situación de pandemia actual.

 

Esta asociación interinstitucional entre nuestra fundación y el Liceo ya dio sus frutos al graduar a trece usuarios, quienes conformaron junto a dos de nuestros colaboradores, la primera promoción de graduados 2020. No obstante la formación académica de nuestros jóvenes no se detiene, puesto que la familia Faro sigue apoyándolos, brindándoles alternativas para desarrollar cursos virtuales con el Sena, bajo acompañamiento previo, direccionando su proyecto de vida y fortaleciendo su identificación vocacional. De igual forma nuestro equipo continúa desarrollando talleres, espacios lúdicos deportivos, danza, arte y manualidades para el aprovechamiento del tiempo en sus procesos terapéuticos y la preparación de sus nuevas vidas.